Por Lidia Nester

Especialista en Medicina Complementaria y Alternativa

Spiritual Coach

http://www.lidianester.com/

 

Cada día recibo más pacientes y la mayoría comparten las mismas manifestaciones: insomnio, estrés, ansiedad. Vienen, como ellos mismos lo dicen “cargados”. Si, Cargados, de angustia, de miedo, de incertidumbre. Algunos han sufrido pérdidas: de trabajo, de clientes, de bienes materiales, de familiares, de amigos. Otros han enfrentado situaciones extremas y angustiantes y experimentan sus secuelas. La gran mayoría, aunque no haya experimentado lo anterior, se sienten amenazados por el ambiente de violencia, de inseguridad e incertidumbre que los envuelve.

La conducción de una persona hacia un estado de bienestar es un proceso variable, ya que cada paciente es distinto. Sin embargo la experiencia me demuestra que si es posible lograrlo. Todos podemos, en cualquier medio o circunstancia, alcanzar un estado de equilibrio, paz y ventura.

Mi enfoque partió del análisis de la experiencia de sobrevivientes en Campos de Exterminio, prisioneros de guerra, violaciones y secuestros. Entre ellos, pueden diferenciarse dos grupos: quienes regresaron a su cotidianidad, y se reinsertaron en la sociedad para continuar con su vida; y quienes jamás superaron sus secuelas y cicatrices emocionales.

También estudié la manera de pensar de diferentes grupos étnicos que durante siglos han demostrado una inmensa capacidad de adaptación a entornos hostiles. Y me resultó interesante comprobar que dicha adaptación responde a patrones de pensamiento, ideas y valores fuertemente asentados por generaciones. A consecuencia de ello, incluso en situaciones de guerra, crisis económica o inestabilidad socio política, estos grupos suelen alcanzar elevados niveles de éxito y prosperidad en lugares donde a los nativos generalmente se les dificulta.  

De la experiencia vital de los grupos estudiados, es mucho lo que podemos aprender y aplicar en situaciones de extrema tensión, caos, e incertidumbre. El ser humano es inmensamente paradójico, pudiendo ser al mismo tiempo muy fuerte o muy débil, de acuerdo con lo que decida. Pero es una decisión que debe abarcar todos los niveles de su ser, y ahí es donde está el detalle.

Mi enfoque terapéutico no se basa en aislar al paciente de la realidad, sino en trabajar con ésta. Es enseñarle a viajar dentro de sí para rescatar sus fortalezas y reconectarlo con su capacidad de supervivencia, fortaleciendo su mente, su cuerpo y su espíritu. La sanación ocurre como una liberación y el paciente sale hacia la vida con nuevas herramientas que le permitirán avanzar hacia el logro de su objetivo vital. 

Amor y Luz,

Lidia Nester

 

Si desean conocer más, te invitamos a participar en nuestros talleres:

VIVIENDO EN LA INCERTIDUMBRE, EL TERROR Y LA CRISIS

INFORMACIÓN: This email address is being protected from spambots. You need JavaScript enabled to view it.

http://www.lidianester.com/

 

https://www.facebook.com/lidianesterint

Joomla templates by a4joomla